La Virgen de la Victoria y la Diócesis de Tabasco (México)

La Victoria regresa a Tabasco. La antigua población de Santa María de la Victoria – hoy ciudad de Frontera- ha recibido esta semana la réplica que la Hermandad envió al estado de México tras la visita del vicario de su Diócesis a Málaga para adquirir una nueva imagen. Como recoge el periodista Antonio Moreno Ruiz en una entrevista publicada en la web oficial de la Diócesis de Málaga: “El 17 de abril de 1519, frente a una gran cruz y ante una imagen de la Virgen de la Victoria, Fray Bartolomé de Olmedo celebró la primera Misa en lo que hoy es México”. Este año se cumple el V centenario de tal efeméride.

La imagen original de la Virgen de la Victoria en Tabasco, llevada por Hernán Cortes a tierras americanas, se perdió durante el gobierno de Tomás Garrido Canabal, entre 1928 y 1934, por una fuerte campaña antireligiosa liderada por el Estado. Por aquel entonces se destruían las imágenes religiosas ubicadas en los templos y casas particulares. Una de ellas fue la talla de la Victoria en Tabasco.

El pasado domingo 10 de marzo a las 15:30, hora local en México llegó la réplica de Santa María de la Victoria, que fue recibida por los Obispos y 6.000 catequistas en el XIX Encuentro de Catequistas de Tabasco. La presentación de la venerada imagen la realizó el Obispo Mons. Gerardo de Jesús Rojas (Teocaltiche Jalisco, 1957). En el Heraldo de Tabasco, periódico local de la región, el periodista Casimiro Sánchez apunta que la Virgen de la Victoria fue recibida con “jubilo, alegría, fe y devoción”. La noticia ocupó la portada de los principales medios de Tabasco.

500 años después de la primera Misa celebrada en Tabasco, el obispo quiso rescatar los orígenes de la fe cristiana en el territorio. Los lazos que unen el estado de Tabasco con la Victoria son muy estrechos. Cuando México se encontraba bajo el dominio del rey Felipe II, este le envió un primer escudo de armas que pronto se convertiría en el escudo de Tabasco, allá por 1598. En el centro de este escudo se encuentra la imagen de Santa María de la Victoria dentro de una forma ovoide, que expresa la idea de la conversión de los indígenas a la religión católica. Este Escudo del Estado sigue vigente hoy, pese a las persecuciones religiosas del gobierno garridista a principios del s.XX.

La acogida de la Diócesis de Tabasco se extendió a los días previos a la llegada de la imagen. La parroquia del Espíritu Santo (México) agradeció a la Hermandad la atención prestada. La réplica de la Victoria se ubicará en la mencionada ciudad de Frontera, lugar donde se desarrolló la primera Eucaristía. En Tabasco son ya tres las Iglesias dedicadas a la figura de Santa María de la Victoria.